CONSUMO DE FRITOS Y RIESGO DE ENFERMEDAD CORONARIA


Tradicionalmente se ha indentificado el consumo de alimentos fritos con un alto riesgo de enfermedad coronaria, al considerar que esta forma de cocinar puede incrementar el consumo de grasas y contribuir a la hiperlipidemia tan perjudicial para nuestras arterias. 

El 24 de enero se ha publicado el estudio BMJ 2012;344:e363, titulado “Consumption of fried foods and risk of coronary heart disease: Spanish cohort of the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition study”.

El estudio tenía como objetivo investigar la asociación entre consumo de alimentos fritos y riesgo de enfermedad coronaria (cardiopatía isquémica). El diseño fue de cohorte prospectiva. Participaron 40757 adultos de edades comprendidas entre 29 y 69 años, y libres de enfermedad coronaria al inicio del estudio (1992-1996), de los que se realizó seguimiento hasta 2004.

Se midieron los eventos coronarios y estado vital identificados en registros de altas hospitalarias, registros poblacionales de infarto de miocardio, y registros de mortalidad.

Durante una media de seguimiento de 11 años, se detectaron 606 eventos coronarios y 1135 fallecimientos por todas las causas. Dividiendo a los pacientes en cuatro grupos de acuerdo a su consumo de alimentos fritos, y tomando como valor de referencia el del grupo de menor consumo, la razón de riesgo multivariante de los siguientes tres grupos fue de 1,15 (intervalo de confianza del 95% 0,91 a 1,45), 1,07 (0,83 a 1,38), 1.08 (0,82 a 1,43. P para la tendencia 0,74).

Los resultados no variaron entre usuarios de aceite de oliva y usuarios de aceite de girasol. Tampoco se observó ninguna asociación entre el consumo de alimentos fritos y la mortalidad en general: la razón de riesgo multvariante entre los grupos de mayor y de menor consumo fue de 0,93 (intervalo de confianza del 95% 0,77-1,14. P 0,98).

En conclusiones, los autores sugieren que en España, país mediterráneo donde se emplea aceite de oliva o de girasol para freír, el consumo de alimentos fritos no se asoció con enfermedad coronaria o con la mortalidad en general. 

Se trata por tanto de un resultado paradójico, que pone en duda una de nuestras más arraigadas creencias sobre alimentación. De todas formas, reitero un sabio consejo: comamos de todo un poco; si algún día algo de lo que comemos demuestra ser malo para la salud… ¡qué bien que comíamos poco!; y si demuestra ser muy saludable… ¡qué bien que ya comíamos un poco!

P.D.: ¡Qué buenos que están unos chipirones fritos! (para el acompañamiento, ver el post sobre la cerveza…)

Saludos.

2 pensamientos en “CONSUMO DE FRITOS Y RIESGO DE ENFERMEDAD CORONARIA

  1. Pingback: CONSUMO DE FRITOS Y RIESGO DE ENFERMEDAD CORONARIA « LA BOLSA DEL MERCADER 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

Espacio para la reflexión del papel de la web 2.0 aplicada a la salud y presentación de nuevas herramientas

Vive entre Médicos

Comunicación entre profesionales y pacientes.

miblogdivulgativo

Divulgación médica

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: