EFECTOS CARDIOVASCULARES DEL CHOCOLATE EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA CARDÍACA CONGESTIVA.


En una entrada anterior de este blog ya he hecho referencia a los beneficios potenciales del consumo de chocolate sobre nuestro sistema cardiovascular. El estudio que hoy comentaré intenta dar respuesta a la pregunta de si el chocolate rico en flavonoides (chocolate negro) puede mejorar la función cardiovascular en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva.
Para los que lo desconozcan, la insuficiencia cardíaca es un fallo de la capacidad contráctil del corazón, de modo que no puede impulsar la sangre convenientemente hacia las arterias. Esto provoca una especie de “atasco” en la circulación de la sangre, con una “congestión” circulatoria en los vasos que llegan al corazón: si lo que falla es el “corazón derecho” tendremos la congestión en el sistema de las cavas (edemas en los órganos internos, piernas…). Si lo que falla es el “corazón izquierdo” tendremos la congestión en los pulmones (edema de pulmón). Esto, explicado de manera sencilla y esquemática. La insuficiencia cardíaca congestiva se caracteriza por daño endotelial y aumento de la reactividad plaquetaria.
Los flavonoides son una serie de metabolitos secundarios de las plantas. Han adquirido notoriedad pública a raíz de su actividad biológica en el hombre, que los consume con los vegetales. Se sabe que los flavonoides son beneficiosos para el aparato cardiovascular por su acción sobre las plaquetas, al aumentar la biodisponibilidad del óxido nítrico y disminuir el estrés oxidativo.
Se realizó un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo, en 20 pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva (ICC). Los pacientes fueron asignados al azar a dos grupos: uno al que se le facilitó chocolate rico en flavonoides (presentaciones comerciales), y un segundo grupo al que se le facilitó como control un chocolate sin cacao. Todos los pacientes tenían ICC estable (New York Heart Association clase ≥ II) y una fracción de eyección <50%. Los parámetros de interés incluían mediciones inmediatas y a las 4 semanas de la función endotelial y plaquetaria: medición 2 horas después de la ingestión de una tableta de chocolate, y después de 4 semanas de consumo diario de dos tabletas de chocolate. La función endotelial se evaluó de forma no invasiva midiendo la vasodilatación mediada por flujo de la arteria braquial. Ninguno de los participantes experimentó cambios en el estado de su ICC o en el peso durante el estudio. La vasodilatación mediada por flujo mejoró significativamente desde 4,98 ± 1,95 a 5,98 ± 2,32% (p = 0,045 y 0,02 para los cambios entre los grupos) 2 horas después de la ingesta de chocolate rico en flavonoides;  de 6,86 ± 1,76% tras 4 semanas de ingesta diaria (p = 0,03 y 0,004 de entre los grupos). La adhesión plaquetaria disminuyó significativamente de 3,9 ± 1,3 a 3,0 ± 1,3% (p = 0,03 y 0,05 entre los grupos de) 2 horas después de la toma de chocolate, que no se mantuvo en las 4 semanas. El placebo no mostró ningún efecto ni en la función endotelial ni en la función plaquetaria. La presión arterial y la frecuencia cardíaca no se modificaron en ambos grupos.
Los investigadores concluyeron que el chocolate rico en flavonoides mejora la función vascular en pacientes con ICC. Apreciaron que el efecto se mantenía después de su consumo diario durante un período de 4 semanas, incluso después de 12 horas de abstinencia. Estos efectos beneficiosos fueron acompañados por una inhibición de la función plaquetaria sólo en presencia de  chocolate rico en flavonoides.
Nuevamente, la sana crítica de un estudio como éste, me lleva a afirmar que, tal y como apuntan los resultados, “ninguno de los participantes experimentó cambios en el estado de su ICC”. Esto quiere decir que, si bien a nivel de los indicadores medidos por los investigadores se apreciaron cambios significativos, éstos no se tradujeron en una mejora de la situación de salud de los pacientes.  Surge también la reflexión de que, si los flavonoides tienen estos efectos farmacológicos, ¿qué cantidad o dosis debemos tomar para ver cambios en la evolución clínica de la enfermedad (es decir, para que los pacientes se beneficien de ello)?. No debemos olvidar que en la mayoría de los casos estamos hablando de pacientes pluripatológicos, que asocian al problema cardiovascular otras patologías metabólicas. Y dudo que una sobrecarga de chocolate buscando el efecto farmacológico de los flavonoides sea lo ideal para estos pacientes.
De todas formas, los propios autores apuntan que se necesitan más estudios sobre el papel de los flavonoides, sustancias de las que se espera obtener beneficios para nuestra salud.
Mientras tanto, y como dije ya en la anterior entrada sobre el chocolate… ¡a comer chocolate! (y cuanto más puro, mejor).

2 pensamientos en “EFECTOS CARDIOVASCULARES DEL CHOCOLATE EN PACIENTES CON INSUFICIENCIA CARDÍACA CONGESTIVA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

Espacio para la reflexión del papel de la web 2.0 aplicada a la salud y presentación de nuevas herramientas

Vive entre Médicos

Comunicación entre profesionales y pacientes.

miblogdivulgativo

Divulgación médica

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: