La falta de sueño aumenta el riesgo de lesiones


La falta de sueño aumenta el riesgo de lesiones.

Todos tenemos presente que nuestro cerebro necesita el sueño para reponerse, fijar la memoria,… no podemos vivir sin el imprescindible descanso, y podemos recordar experimentos realizados con deprivación de sueño para comprobar las consecuencias en nuestro sistema nervioso (devastadoras).

Sin embargo, al hablar del sueño, no pensamos en las consecuencias que pueda tener su deprivación sobre nuestro sistema musculoesquelético.

En el artículo que adjunto, se insiste en la importancia de la recuperación tras el ejercicio físico, haciendo hincapié en la necesidad del sueño como reparador también de nuestros excesos físicos. La fatiga que provoca un descanso insuficiente puede ser origen de lesiones musculoesqueléticas, al no permitir la correcta recuperación de esfuerzos previos. Se aconseja por tanto un descanso adecuado, evitando robar horas de sueño para hacer ejercicio. En caso de no ser posible un descanso adecuado antes de volver a ejercitarnos, es preferible realizar ejercicios de resistencia y no de potencia.

Para garantizar un descanso adecuado, las recomendaciones son bien conocidas, aunque, con nuestro ritmo actual de vida… ¿quién las cumple todas?:

– Acostarse y levantarse habitualmente a la misma hora.

– Usar un colchón adecuado para cada persona (si son dos en la cama…)

– No consumir cafeína al menos 6 horas antes de acostarse.

– No fumar o ingerir alcohol dos o tres horas antes de acostarse.

– Practicar regularmente alguna actividad física antes de ir a dormir (suave, no extenuante, lo cual tendría el efecto contrario).

– Comer a horas regulares, no hacer cenas copiosas, ni ingerir grandes cantidades de alimentos o líquidos dos horas antes de dormir.

– Mantener una temperatura en la habitación en torno a 18º y 23º, sin ruido y con poca luz.

– Usar ropa cómoda y poco pesada para dormir.

– Combatir el estrés durante el día con interrupciones de la actividad.

– No hacer siestas, si se padece insomnio.

– Tener una actitud relajada una hora antes de dormir.

– Realizar alguna actividad de desaceleración, que no requiera mucho esfuerzo. Por ejemplo, 15 ó 20 minutos de lectura.

– Practicar ejercicios de relajación por las noches como meditar.

– Establecer una rutina para antes de acostarse y realizarla con el mismo orden.

– Si no se consigue dormir durante 30 ó 45 minutos, es recomendable salir de la habitación y hacer una actividad relajante y monótona hasta sentir sueño para después volver a la cama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

Espacio para la reflexión del papel de la web 2.0 aplicada a la salud y presentación de nuevas herramientas

Vive entre Médicos

Comunicación entre profesionales y pacientes.

miblogdivulgativo

Divulgación médica

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: