TIEMPOS MÁXIMOS DE ESPERA


El pasado 30 de agosto entraba en vigor en España el Real Decreto 1039/2011, por el que se establecen los criterios para garantizar un tiempo máximo de acceso a las prestaciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud (SNS), y que, inicialmente, se establece en 180 días para determinadas operaciones quirúrgicas, según publica el Boletín Oficial del Estado. Las comunidades autónomas dispondrán de un plazo de seis meses para adaptar sus normativas a lo previsto en este real decreto, aprobado en Consejo de Ministros a petición del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad el pasado 15 de julio.

Concretamente, el límite máximo de espera de 180 días naturales, a contabilizar a partir del momento en que el paciente entra en el registro de la lista de espera, será de obligado cumplimiento para las intervenciones de las especialidades de cirugía cardíaca valvular, cirugía cardíaca coronaria, cataratas, prótesis de cadera y prótesis de rodilla. Asimismo, define la garantía de tiempo máximo de acceso como el compromiso adquirido por el Servicio de Salud de la correspondiente comunidad autónoma para atender al paciente con las adecuadas condiciones de calidad dentro del tiempo máximo de acceso establecido. También se podrán ir incluyendo tiempos máximos de acceso para otros procesos, consultas externas (primera consulta de atención especializada) y para procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

La necesidad de legislar al respecto, estableciendo garantías de tiempos máximos de espera, no refleja más que un gravísimo problema de nuestro sistema sanitario. Durante años nos hemos jactado de tener uno de los mejores sistemas sanitarios, pero el tiempo (y parece que ahora la crisis que todo lo saca a la luz) nos confronta con la realidad de un sistema de formación pregrado durante demasiados años deficitario, con un sistema de salud sobresaturado, con unas listas de espera ya no sólo para cirugía electiva sino para el simple acceso a una consulta médica,… problemas crónicos y graves de nuestro sistema, que deterioran su efectividad y, por ende, la calidad de la atención a nuestra población.

No va a ser fácil encontrar una solución, pero desde luego no será posible con la Sanidad española en el ojo del huracán de la guerra política. Mientras esto ocurre, nos encontramos con paradojas como es que las Mutuas de Accidentes de Trabajo, antes con la capacidad para anticipar pruebas complementarias y tratamientos de pacientes en lista de espera en el Servicio Público de Salud, ahora se han visto impedidas para ello, con el perjuicio para pacientes que hubieran podido solucionar antes sus problemas de salud, para el propio Servicio Público de Salud al que ya no pueden ayudar retirando pacientes de sus listas de espera, y para la propia Tesorería de la Seguridad Social y las empresas (el sistema pierde mucho más dinero teniendo a un trabajador de baja 6 meses esperando una artroscopia de rodilla en el Servicio Público, que permitiendo que su Mutua le opere en plazos que no superan los 15 días, acortando enormemente la duración de la Incapacidad Temporal).

Sentido común, voluntad política, consenso, ganas de hacer bien las cosas,… vamos a ver si hay algún buen “cocinero” capaz de mezclar bien todos los ingredientes y reflotar un sistema de salud que una vez fue ejemplo.

2 pensamientos en “TIEMPOS MÁXIMOS DE ESPERA

  1. Jose Luis, estoy completamente de acuerdo con tus comentarios en relación a este tema. Como profesional sanitario que soy y tambien como usuaria del Sistema publico de salud, me siento ” indignada ” por el mal funcionamiento de nuestra sanidad publica,, que a pesar de tener a unos profesionales excelentes y cualificados, no ofrece el buen servicio a los pacientes que se deberia,
    Mi opinión como una medida de ayuda en mejorar ese deficiente servicio seria como ya indicas , poder utilizar nuevamente la ayuda de las Mutuas de Accidente de trabajo para realizar pruebas diagnosticas y tratamientos medicos a los pacientes que se encuentran de baja medica por contingencias comunes contribuyendo con ello sobre todo a lo mas importante que es recuperar o mejorar la salud de los pacientes lo antes posible

    • Gracias por el comentario. Lo sorprendente es que quien maneja los grandes números no se dé cuenta del perjuicio que ha supuesto el que las Mutuas dejen de actuar en este campo. Y parece que todo se reduce a un simple asunto de “este dinero es mío”; es decir: el Ministerio de Trabajo, caja de la Seguridad Social, es quien maneja los presupuestos de las Mutuas. Y desde el Ministerio se plantea: si las competencias en Sanidad están transferidas a las Comunidades Autónomas, no voy a emplear “mi” dinero para solucionar “su” problema (el de la Consejería de Salud de la Comunidad Autónoma)… Aquí hay un error de fondo: no se trata de “su” dinero, sino del dinero de los impuestos de todos los españoles. Mientras no se trabaje con criterios de “caja única” y pensando en el beneficio del contribuyente en vez del beneficio del Ministerio o Departamento de turno, muy mal nos irá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

Espacio para la reflexión del papel de la web 2.0 aplicada a la salud y presentación de nuevas herramientas

Vive entre Médicos

Comunicación entre profesionales y pacientes.

miblogdivulgativo

Divulgación médica

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: