GOLPE DE CALOR (Y II)


Extracto del Manual Merck para el Hogar, cuyo texto completo podéis encontrar en la web caride.docvadis.es:

El golpe de calor es una enfermedad que puede poner en peligro la vida, que deriva de una prolongada exposición al calor, y en la cual una persona no puede sudar lo suficiente como para hacer descender su temperatura corporal.

Esta enfermedad suele desarrollarse rápidamente y requiere un tratamiento intensivo e inmediato. Si una persona está deshidratada y no puede sudar lo suficiente para enfriar su cuerpo, la temperatura corporal puede alcanzar niveles peligrosamente altos y provocar un golpe de calor. Ciertas enfermedades, como la esclerodermia y la fibrosis quística, disminuyen la capacidad de sudación y, en consecuencia, aumentan el riesgo de que se produzca un golpe de calor.

Síntomas y diagnóstico

El golpe de calor puede desarrollarse rápidamente y no siempre está precedido por signos alarmantes como dolor de cabeza, vértigo (una sensación de girar) o fatiga. La sudación suele disminuir, aunque no siempre. La piel se encuentra caliente, enrojecida y generalmente seca. El ritmo cardíaco se acelera y, rápidamente, puede alcanzar las 160 o 180 pulsa-ciones por minuto, en contraposición con el índice normal de 60 a 100 pulsaciones por minuto. El ritmo respiratorio se acelera, pero la presión arterial rara vez varía. La temperatura corporal, que debería tomarse en el recto, asciende rápidamente a 40 o 41 ºC, provocando una sensación de fuego interno. La persona puede sentirse desorientada y confundida, perder rápidamente la consciencia o tener convulsiones.

El golpe de calor puede causar trastornos permanentes o la muerte si no se trata de inmediato. Una temperatura de 41 ºC es muy grave, y una temperatura de sólo un grado más suele ser mortal. Rápidamente podría producirse una lesión permanente en los órganos internos, como el cerebro, llegando a sobrevenir a menudo la muerte. Los ancianos y quienes sufren una enfermedad debilitadora, incluyendo los alcohólicos, tienden a ser los más perjudicados. Por lo general, el diagnóstico de golpe de calor se basa en los síntomas.

Tratamiento

El golpe de calor es una urgencia e inmediatamente deberían tomarse medidas para salvar la vida del paciente. Si no es posible trasladar a la víctima rápidamente a un hospital, habría que envolverla en sábanas o prendas mojadas, sumergirla en un lago, un arroyo o una bañera de agua fría, e incluso enfriarla con hielo mientras se espera el traslado. Una vez en el hospital, se controla la temperatura corporal constantemente para evitar un enfriamiento excesivo. Es posible que el paciente necesite recibir medicamentos por vía intravenosa para controlar las convulsiones. Tras un golpe de calor grave, se recomienda guardar reposo en cama durante varios días. La temperatura corporal puede sufrir oscilaciones durante semanas.

Tened precaución!!

Un pensamiento en “GOLPE DE CALOR (Y II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

Espacio para la reflexión del papel de la web 2.0 aplicada a la salud y presentación de nuevas herramientas

Vive entre Médicos

Comunicación entre profesionales y pacientes.

miblogdivulgativo

Divulgación médica

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: